sábado, 31 de enero de 2009

AZUL


Como no encontré un mar
para tus anhelos
construí un lago
de seda pura…
amartelé cada uno de los
recuerdos
y escribí poemas
de ilusiones y fantasías;
construí en tus espacios
el néctar diverso
de las flores;
le di colorido a la cascada
de tus ojos
y como relámpago
volví a ser centella
en el azul
de tu regazo…