viernes, 19 de diciembre de 2008

POLÍTICA EN SALSA


Para Adrian Leftwich (“Sobre la política de la política” ¿Qué es política? México, Fondo de Cultura Económica, Colección Breviarios N°438,1987), “...resulta útil e interesante reflexionar un poco acerca de por qué la gente tiene opiniones tan diversas acerca de este tema (la política). Es claro que, sin un análisis muy detallado de la historia de un individuo, de su personalidad y puntos de vista, es imposible hacer algo más que plantear algunas preguntas y hacer sugerencias para la autorreflexión y estudio posteriores.

Cuanto más radical, democrático, abierto e innovador sea un régimen (esto es, cuanto más comprometido esté tanto con el cambio como con la participación popular), más amplio será su concepto de la política y el estímulo que le dé, aunque rara vez haya muchos regímenes como este en el mundo durante largo tiempo.

En el campo politológico se distingue dos apreciaciones sobre el concepto de política, por un lado “lo político”, que es el estudio de las teorías e ideologías que describen la acción política en una sociedad determinada (Leftwich, 1987); y por otro, “la política”, como expresión de la práctica de gobierno en el marco del proceso político como acción “espectáculo” que aspira concentrar el interés y la voluntad popular en las manos de un líder. Acá los valores conductuales y la estrategia como epicentro de escenarios caracterizados por la el cuestionamiento y la crítica de los diversos puntos de vistas de cómo hacer posible la gobernabilidad en una sociedad determinada.

A lo largo de la historia política del mundo Occidental, la política ha estado representada por grupos de hombres organizados en razón a un interés común (interés, en acepción de Erick Fromm, que puede presentarse por el “tener” o el “ser”; aquel valiéndose de recursos y bienes, este valiéndose de la vocación de servidor público).

Estos grupos han estado identificados como facciones o partidos políticos, acá no nos detendremos en la visión epistemológica de este concepto, pero si describiremos las características actuales de esos Partidos Políticos que han dado vida al modelo democrático de organización de la sociedad.

Desde una perspectiva de lo político se aprecia los asuntos que tienen que ver con el área de la política como el conjunto de las estructuras de dominación, es decir, el conjunto de las relaciones institucionalizadas del poder, diversas y múltiples, que se establecen entre los individuos y los grupos sociales. Relaciones coercitivas que devienen consensuales (legitimadas) y que expresan como posiciones sociales dominantes y posiciones sociales determinadas, cuya dinámica es siempre conflictual.

Los fenómenos políticos no serían otra cosa que la dimensión exterior (observable) de la dominación. En tanto estructura o conjunto de relaciones, la dominación comprende dos dimensiones: la exterior y la esencial; siendo la exterior la visualización organizativa de un modelo político reflejado en la “apariencia” y la “manifestación”, que define los fenómenos en sociedad (apariencia, las ideas y planteamientos ideológicos de los partidos políticos o grupos de presión; manifestación que se traduce en el dinamismo y acción propiamente dicha del proceso de dominación.

Toda realidad política parte de condiciones de desigualdad, la cual es concentrada en una dimensión esencial que se caracteriza por el devenir diario de los hechos políticos que giran entorno a la dominación como ejercicio de Gobierno de los Partidos Políticos o Grupos de Poder.


*- Revisa mi blog: http://www.ramneazcara.blogspot.com/